HENRI LENAERTS ya dispone de su museo en Irurre, en el VALLE DE GUESÁLAZ.

Escultura de Henri Lenaerst

La fundación Henri Lenaerts inaugura en Irurre, en el Valle de Gesalatz, una muesta de la obra de este genial escultor. Se trata de un espacio de unos  1500m2 al aire libre, que ocupan el antiguo jardín de la casa donde vivió sus últimos años. Este museo tiene carácter permanente y muestra de forma cronológica y temática parte del trabajo realizado por el escultor durante su vida en Irurre.

Ahora sí. Por fin ha sido inaugurado en Irurre, en el corazón de Navarra, en nuestro Valle de Gesalatz, el museo Henri Lenaerts. Podríamos decir que de hecho el museo existía ya y muchos vecinos del Valle Secreto hemos tenido la oportunidad de admirar parte de la obra de este reconocido escultor belga. Fueron 35 años los que Henri Lenaerts vivió entre nosotros, disfrutando la paz y la armonía de Guesálaz y aportando a nuestro valle todo su corazón, conocimiento y sabiduría. Ahora su museo se materializa y Navarra cuenta con un museo al aire libre que cualquiera puede visitar.

Henri Lenaerts tuvo a bien afincarse en Irurre después de haber tenido la experiencia vital de residir un tiempo en la India, donde se impregnó de la sabiduría y del conocimiento de la inmensa y milenaria cultura hindú. Después de ese iniciático viaje encontró en Navarra su definitivo hogar y decidió quedarse en el hasta el final. Los que lo conocieron más de cerca afirman que transmitía esa paz que sólo se percibe en personas con espíritu calmado. Todos coinciden que además de su obra artística, especialmente la escultórica, dejó su impronta personal en muchas personas de Gesalatz, que lo recuerdan como un hombre cercano y feliz.

La apertura de este nuevo espacio artístico vuelve a poner un hito en Navarra, en nuestro Valle secreto, contribuyendo a que seamos más conocidos fuera de nuestras fronteras, pero lo más importante de esta herencia que ha recibido Guesálaz e Irurre en particular, no es sólo la parte material, si no todo el valor inmaterial que el paso de Henri por Guesálaz ha aportado al valle. La obra de Henri Lenaerts transciende lo material, profundiza en el espíritu humano y abre las fronteras hacia la esencia de nuestro ser en la naturaleza. Todo aquel que visite Guesálaz tiene una cita ineludible en este museo al aire libre, que la fundación Henri Lenaerts ha impulsado en la casa que el escultor habitó durante 35 años en Irurre. Toda Navarra está de enhorabuena con esta apertura.

Como siempre, en la Casa rural Navarra Urrarena volvemos a congratularnos de que nuestro secreto valle siga creciendo con iniciativas culturales como ésta, contribuyendo a seguir poniendo en valor el medio rural de Navarra.

Con los mejores deseos de Casa rural Navarra para grupos y familias Urrarena en el Valle más secreto de Navarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*